PRIORAT, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Una vez más, el Priorat destaca por su belleza mediterránea, el sabor de su tierra y la terquedad de su gente para mantener su legado tanto histórico como paisajístico.

Consideramos que la comarca tiene un paisaje fuertemente humanizado por los campesinos desde hace muchos años, el 9 de marzo del 2017, se defendió la candidatura del Priorat como Patrimonio de la Humanidad para la UNESCO en Madrid. La comarca ha trabajado y trabaja, por un modelo de desarrollo sostenible, dando protagonismo a los productos de proximidad.

El consejo del Patrimonio Histórico ha valorado la presentación de la candidatura de forma positiva y sobretodo en el punto del sistema de gestión y protección de la comarca. Aún se trabaja para que, el próximo febrero del 2018, la candidatura sea presentada al Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Este paisaje agrario de cultura mediterránea, ha sido mantenido por los campesinos, que hoy en día están en retroceso y que los podríamos considerar en “peligro de extinción”, juntamente con todos sus conocimientos que han ido adquiriendo de generación en generación desde hace centenares de años.

Por este motivo, hace unos 10 años, apareció la plataforma por la candidatura, para afrontar la decadencia del siglo XX y la despoblación que vivió la comarca. Su solidez, impulsada por la sociedad del Priorat, demuestra el mosaico tan vivo que existe, y las ganas de hacer prevalecer sus tradiciones, su cultura i su manera de hacer y ser.

Para hacerlo, se están siguiendo unas líneas estratégicas para ir todos por el mismo camino, profundizando el conocimiento conservado y hacerlo dinámico, coordinando y cooperando entre todas las entidades participantes y de esta forma, consolidar el modelo territorial integral, propio y transversal.  

Además, regularmente se realizan encuentros con los ayuntamientos para identificar problemas, el patrimonio a conservar y así, unificar las normas urbanísticas entre los 23 pueblos que conforman el Priorat.

No nos tenemos que olvidar de la CETS, la Carta Europea de Turismo Sostenible, que nos sirve por sus criterios de intervención y sensibilidad de la población.

La cultura es un conjunto de conocimientos los cuales nosotros nos adaptamos al entorno. Es importante mantener estas tradiciones y características de un territorio. La identidad es lo que nos hace iguales, es una cultura compartida, y esta, se tiene que preservar y cuidar.  

Des de la página web de PRIORITAT, encontraréis toda la información actualizada sobre el trabajo que se está haciendo: http://prioritat.org/